May 16, 2015

Cosmopolitan: 57 familias encuentran aquí­ su hogar

By SOFÍA MUÑOZ PUIG
Construction

Cosmopolitan-large

 

“¡Fue amor a primera vista!”. Así se expresan los residentes de Cosmopolitan, quienes quedaron enamorados del proyecto desde el primer día y así lo dejan saber a viva voz. Algunos de los residentes habían visitado otros proyectos, mientras otros solo fueron “shopping” a Cosmpolitan, el nuevo ícono del histórico Miramar. Al fin y al cabo, quedaron todos prendados por este exclusivo enclave a los pies del Atlántico y de la Laguna del Condado. Comprometer espacio, comodidad y seguridad a la hora de cambiar su antigua vivienda por un apartamento, no era negociable. Ahora viven 57 familias a sus anchas en este proyecto. De los 60 apartamentos que posee el majestuoso Cosmopolitan, hoy solo quedan tres unidades para la venta.

. Su atmósfera de calma inquebrantable y la vista terapéutica son “priceless”, como dijera una de las residentes. Más allá, la nueva sensación de Miramar -hay que admitir-, tiene un je ne sais qoi que embelesa.

Los mejores promotores del proyecto son los mismos residentes quienes han referido a familiares y amigos, creando una comunidad envidiable. Se han identificado unos 25 apartamentos cuyos inquilinos están relacionados por algún lazo familiar.

“Escogimos mudarnos aquí porque tenía todos los elementos importantes para nuestro diario vivir. El edificio es muy céntrico y con acceso fácil a nuestros negocios y proyectos. Nuestro modo de vida requiere que podamos estar cerca del expreso y otras áreas de la ciudad. Todo está a cinco o 10 minutos en carro”, afirma Fernando Rodríguez, propietario de Aaron Stewart Home, quien junto a su pareja y socio de negocios, Aaron Stewart, escogió este proyecto como hogar luego de vivir 20 años en Manhattan. Están fascinados con su terraza “porque es gigante comparada a la que teníamos en Nueva York. Queríamos que nuestro perrito Clooney tuviera espacio para correr y jugar afuera. Nuestro hogar es como una casa, no se siente un apartamento. Aquí uno se siente como si viviera en una urbanización. Nos conocemos, hablamos en el parking o en el lobby y muchos disfrutamos de lindas amistades”.

“Nuestro hogar tiene el tipo de terminaciones, mantenimiento y equipo de un edificio estelar. Miramar es un área con mucha historia para mí. Estudié en la Academia del Perpetuo Socorro por 12 años y volver aquí ha sido muy lindo”, admite Fernando. ¿Qué es lo más que les fascina?, le preguntamos. “¡Que mi hermano es mi vecino! Cuando compramos el apartamento, a mi hermano y su familia les gustó tanto que compraron la unidad al lado. Los dos tenemos terrazas y hacemos BBQ, hablamos en la mañana tomando café y celebramos todos los días feriados en familia, algo que extrañaba muchísimo viviendo en NYC”.